Archivos Mensuales: abril 2018

Ilumina y rejuvenece tu recibidor

Finques Segarra 30/04/2018

Reconócelo, si hay una zona del hogar a la que no se le suele prestar una gran importancia es el recibidor. Sin embargo, es más importante de lo que te crees, ya que es la primera impresión que tendrán tus invitados de tu casa. Tanto un recibidor recargado, cómo uno completamente despejado, dirá mucho de nosotros, o al menos, mucho sobre nuestros gustos decorativos. A continuación, en Finques Segarra, te traemos una serie de consejos decorativos para que le saques partido al recibidor, ese gran olvidado.


Aporta color
Los colores además de condicionar al estado anímico de las personas, pueden ayudarte a resaltar tu pequeño recibidor. Dependiendo del color que escojas para las paredes del recibidor creará una personalidad o ambiente totalmente diferente. Si el recibidor es pequeño, lo más recomendable es optar por tonos claros que den una sensación de amplitud. Si quieres conseguir un toque elegante, lo mejor es pintar con colores oscuros como el gris metalizado, el negro o el morado.

 

Juega con los espacios
Si pensamos en un recibidor, una de las primeras cosas que te pueden venir a la mente son los espejos. Además de aportar un toque decorativo al espacio en sí, un espejo ayuda a conseguir una sensación de mayor amplitud de la zona en cuestión.

 

Distribuye eficientemente
Si tu recibidor es muy pequeño debes olvidarte de colocar muchos muebles ya que con ello conseguirás crear un ambiente muy cargado y agobiante. Puedes optar por usar una única pieza o por un mobiliario vertical que vaya a juego con el resto del mobiliario del salón. Si por el contrario dispones de un recibidor de una gran amplitud, lo más aconsejable es distribuir los muebles por toda la zona y evitar una conglomeración de los mismos.

 

Últimos detalles
Y por último y no menos importante, un elemento decorativo que siempre es imprescindible, son los complementos. Resulta muy acogedor llegar a una casa y que los propios invitados puedan descansar tranquilamente en un pequeño asiento o puedan dejar sus abrigos en un perchero. Los cuadros, alfombras o vinilos de pared pueden ser algunos de los complementos que puedes usar para resaltar tu espacio de bienvenida y darle personalidad a tu hogar.

 

¿Que te parecen estas ideas? ¿Quieres renovar tu recibidor?

Leer Mas

Guarda tu bicicleta en casa con estilo y sin ocupar espacio

Finques Segarra 25/04/2018

Si eres de esas personas que no cuentan con un patio, un garaje o un trastero donde guardar tu bicicleta, en Finques Segarra te aconsejamos sobre otras formas más prácticas y baratas para colgarla en casa sin estorbar.


Montar en bicicleta te libra de los atascos y te permite a la larga, ahorrar en combustible. Además, no hay que olvidarse de la mejora de la salud y la formación física que se adquiere gracias a montar en bici. Visto así parecen todo beneficios, pero uno de los principales problemas de quienes que están pensando en iniciarse en el ciclismo es dónde guardar la bici en casa.
No todo el mundo tiene un trastero y puede almacenar varias bicicletas, por lo que es todo un reto poder guardarla sin molestar en casa.

Utiliza palets

Los palets son una alternativa económica y que le aportarán estilo a tu hogar. De una manera más sencilla y económica, existen diferentes propuestas para organizar las bicicletas de la familia en el mismo sitio. Con tan solo uno o dos palets, puedes conseguir aparcar tu bicicleta o la de los tuyos.

Cuélgala
De esta manera, optimizarás mejor el espacio. Eso sí, tendrás que asegurarte de que esté bien sujeta. Es fácil que, al ser de aluminio o hierro pese bastantes kilos y pueda caerse si no está suficientemente fija.

Poner tu bicicleta como un elemento decorativo más

Un auténtico fanático de la bicicleta puede integrarla en el mobiliario y en la decoración de la vivienda. Detrás de tu sofá, con tus libros preferidos o como perchero, puede adecuarse a cualquier espacio de casa.
Mantén intacta la limpieza

No olvides que las bicicletas se ensucian fácilmente con grasa, y si ha llovido pueden gotear o dejar caer barro. Por ello es importante que las guardes en sitios que sepas que no van a dañar los muebles, paredes o la infraestructura de tu casa.

 

Leer Mas

Última tendencia ecológica: Conoce las casas pasivas

Finques Segarra 23/04/2018

Las casas pasivas son construcciones que tienen como objetivo reducir las necesidades energéticas de refrigeración y calefacción hasta en un 75%. Tienen una eficiencia energética superior a las convencionales, y un menor consumo energético.
En Finques Segarra te explicamos qué ventajas e inconvenientes tienen las casas pasivas respecto a las convencionales.
Casas pasivas
Están ideadas para aprovechar la luz y radiación solar, y cuentan con un buen aislamiento térmico y sistema de ventilación para la renovación del aire. Las ventanas y las puertas tienen altas prestaciones para asegurar el aislamiento, y no hay puentes térmicos que produzcan pérdidas de energía.

Razones para tener una casa pasiva

Ventajas:

1. Reducirás en consumo y en tu factura de electricidad
Las casas pasivas consumen entre un 75% y un 90% menos energía que las convencionales. De esta manera, es mucho más fácil poder utilizar únicamente energías renovables para abastecerlas. Optimizan todo el calor sobrante, tanto de electrodomésticos como de las personas. Además, con las casas pasivas, reducirás en tus facturas de electricidad.

2. Se pueden construir fácilmente
Se pueden construir casas pasivas en cualquier lugar, solo se tienen que adaptar los estándares. No serán iguales las medidas que se deben tomar en un lugar cálido que en uno frío, pero es cuestión de acomodar cada vivienda según las condiciones que se den

Inconvenientes: Suponen una inversión

Al necesitar elementos muy concretos, suelen ser más caras que las convencionales. Es cierto que a la larga se recupera la inversión, pero en el momento de construirla el gasto es mayor. Además, se debe contar con expertos para que se haga todo correctamente, lo que también supone un extra.

 

Leer Mas

En qué consiste una separación de bienes inmuebles

Finques Segarra 18/04/2018

Pasar por un divorcio no es una tarea sencilla, y más difícil puede llegar a ser, si además tienes responsabilidades económicas en común que afrontar durante este difícil tramo.
Hoy en Finques Segarra te facilitamos algunos consejos sobre cómo afrontar tu hipoteca después de un divorcio.

¿Qué pasa con la hipoteca al realizar una separación de bienes?

Cuando se produce un divorcio o separación los miembros de la pareja, se debe seguir contribuyendo a las cargas contraídas por ambos. Actualmente, encontramos una distinción entre lo que se consideraría como carga del matrimonio y la obligación del pago de un préstamo hipotecario, que se correspondería más a la sociedad de gananciales.

Por tanto, la tendencia es a que en la actualidad el pago de la hipoteca no se considere una carga del matrimonio, de tal forma que mientras exista una sociedad de gananciales ambos deberán contribuir al pago de la misma de forma solidaria.


¿Qué cargas podemos encontrar relacionadas con la vivienda familiar?

Los pagos del préstamo hipotecario que, al corresponder a la adquisición de un bien, se consideran un bien ganancial del matrimonio y no una carga familiar.

Los gastos que guardan relación con el mantenimiento y conservación del inmueble, que sí tendrían la consideración de carga familiar.

Diversas sentencias recientes del Tribunal Supremo han dictaminado que la deuda correspondiente debe ser afrontada a partes iguales por los miembros de la pareja.

El cómo se realiza el pago de ambas partes deberá ser estipulado en la liquidación de la sociedad de gananciales, que se realizará preferentemente durante la tramitación del divorcio o separación.

La liquidación del régimen económico del matrimonio es un paso necesario a dar cuando se produce el divorcio o separación. El régimen económico es aquel que se eligió en el momento de la celebración del matrimonio o posteriormente. Este régimen económico determina de qué forma se va a repartir el patrimonio de la pareja, tanto el que tenían previamente como el adquirido durante la duración del matrimonio

 

¿Actualmente estás en tramitación de tu divorcio? Si necesitas asesoría, en Finques Segarra te podemos asesorar.

 

Leer Mas

Cómo sobrevivir a un cambio de estación: Organizar tu ropa y armario

Finques Segarra 16/04/2018

Ha empezado ya la primavera y con ella se acerca el cambio de armarios definitivo. Toca despedirnos de chaquetas, abrigos, jerséis de lana y nórdicos para dar paso a la ropa de verano. En Finques Segarra te contamos cómo hacer tu cambio de ropa para que así cuando la vuelvas a sacar en otoño esté en perfectas condiciones.

Guarda solo aquello que te vas a poner
Lo primero que debemos hacer es una selección de qué queremos guardar para el año siguiente y qué creemos que ya no nos vamos a poner más. Así vaciamos nuestro armario de ropa innecesaria.

Deja tus prendas limpias y listas para el almacenaje
El segundo paso será lavar toda la ropa que vayamos a utilizar, es importante que lo hagamos para evitar la presencia de posibles bichos y que se fijen las posibles manchas a nuestra ropa. Es mejor que lo hagamos con poquito detergente y sin lejía ni suavizante, ya que al estar guardado durante mucho tiempo puede favorecer los malos olores. Otra cosa que no debemos hacer es planchar la ropa, ya la plancharemos cuando queramos volverla a usar y además así evitamos fijar los olores.

Cuando la tengamos ya preparada y bien doblada, podemos empezar a empaquetarla. Es importante seleccionar bien dónde la vamos a guardar ya que debe ser un lugar que evite las humedades y que aparezcan bichitos.

Prepara recipientes adecuados para el almacenaje
Algunas buenas opciones pueden ser cajas de plástico transparentes o bolsas de vacío, las primeras nos permitirán tenerlo bien aislado y ver de un vistazo donde tenemos qué y con las segundas podremos aprovechar mejor el espacio.

Es conveniente que agrupemos la ropa por categorías. Así será más fácil reorganizarlo después y recuperar alguna prenda antes de tiempo de forma rápida.

Te recomendamos almacenarla con bolsitas de naftalina o lavanda para mantener las polillas a raya. ¿Cómo llevas el cambio de estación?

 

Leer Mas

Reciclaje fácil en casa

Finques Segarra 11/04/2018

Hoy en día reciclar en casa es una tarea imprescindible y obligada, pero la cantidad de residuos diferentes hacen que tengamos que disponer de bastante espacio para ir separando la basura.
En el blog de Finques Segarra te proponemos algunos trucos e ideas para reciclar fácilmente en tu casa.

Aprovechar más espacio para el reciclaje

  • Puedes utilizar cubos apilables o estantes con compartimentos. Así evitas tener bolsas repartidas por toda la cocina.
  • Para ahorrar en espacio, puedes prensar las latas y botellas de plástico, así como los cartones y envases que te lo permitan. Si después de hacerlo lo clasificas por categoría, facilitarás todo el proceso cuando tengas que bajar la basura, y será coser y cantar.

Saca a basura a diario

  • Saca la basura a diario o a menudo. En el caso de recogida selectiva deberás ceñirte a los días establecidos para cada tipo de residuo. Así no tendrás que bajar cargado en exceso, ni estarás tentado en tirar todos los residuos en el mismo contenedor.

 

Ahorra en residuos

  • Lo más importante, es ahorrar en residuos. Intenta minimizar los residuos: usar bolsas reutilizables para la compra, intentar escoger aquellos productos con embalajes poco voluminosos o substituir productos de usar y tirar por reutilizables, por ejemplo pilas recargables.
  • Reutiliza las bolsas para depositar los residuos. En el caso del papel y cartón si tenemos bolsas de papel podemos utilizarlas como contenedor.
  • Intenta recibir la mayor parte de documentación de forma electrónica (facturas, recibos del banco, etc…).

 

Partiendo de la premisa que el mejor residuo es siempre aquel que no se produce y con estos sencillos consejos, puedes ahorrar espacio y de paso ayudar desde casa a preservar el medio ambiente.    

 

Leer Mas

5 beneficios de tener un huerto urbano

Finques Segarra 09/04/2018

Crear un huerto urbano en tu casa es mucho más fácil de lo que imaginas. Quita de tu cabeza la idea de huerto tradicional en el que se necesitan grandes espacios de terreno para plantar las hortalizas. En tu terraza, patio, balcón o ventana incluso, puedes hacer un huerto urbano que se adecue a tu espacio y a tus gustos.
En Finques Segarra, te explicamos qué beneficios tiene cultivar un huerto urbano.

Obtendrás alimentos ecológicos

Si eres un amante de los alimentos ecológicos, pero crees que sus precios son elevados, este es un gran motivo para cultivar tus propios vegetales.
Un huerto urbano te permite cultivar alimentos ecológicos con total seguridad.
Con las frutas o las verduras no tenemos ninguna etiqueta que nos revele cómo han sido tratadas ni qué químicos se han utilizado para que se vean tan redondas y brillantes. Con esta alternativa sabrás de dónde provienen los alimentos que comes, y a la vez, contribuyes con la ecología.

Mejorarás tu hábitos alimenticios

Cultivar tus propios alimentos significa que lo que vas a comer será de buena calidad. Además, consumirás solo alimentos de temporada, ya que darán sus frutos en la estación del año que toque. Y lo más importante, ya que al tratarse de vegetales, seguro que encuentras muchas maneras de cocinarlos e incorporarlos en tu dieta de forma saludable.

Es una afición que te permitirá ahorrar dinero

Cultivar un huerto urbano es uno de los métodos anti estrés más recomendados por los profesionales. Te aísla de tu rutina y te permite conectar con la naturaleza. Además, aprenderás sobre los ciclos de las plantas que cultives y qué cuidados son más beneficiosos. ¡Todo un mundo! A la larga, tener un huerto urbano te va a salir rentable, ya que no tendrás que comprar algunas verduras y hortalizas en la verdulería o supermercado.

Contribuyes a la creación de zonas verdes

Un huerto urbano es como un oasis de naturaleza en medio de todo el cemento de la ciudad. Aunque pienses que es poco, imagina lo verdes que lucirían las ciudades si todas tuviesen los balcones llenos de plantas.

 

Leer Mas

¿Qué licencias necesitas para hacer una reforma?

Finques Segarra 04/04/2018

Si lo que quieres es reformar tu vivienda o local comercial es necesario realices una serie de gestiones para poder tramitar una licencia o permiso de obras. En el blog de Finques Segarra te informamos sobre la autorización para realizar obras.

El tipo de permiso de obras depende de los trabajos que se realicen en la reforma y de los requisitos establecidos en el Ayuntamiento del municipio donde se quiere hacer la obra. Para estar de acuerdo con la legalidad, y para hacer tus reformas de forma segura y evitar sanciones, es recomendable contratar a un profesional acreditado.

Solicitar una licencia de obras

El primer paso antes de iniciar los trámites necesarios para llevar a cabo una obra es efectuar la consulta previa en el Ayuntamiento de Barcelona. La consulta permite conocer qué tipo de documento se necesita tramitar, en función del tipo de obra que se vaya a hacer y de la ubicación: licencia, comunicado, enterado, y también conseguir la documentación necesaria para presentar la solicitud.

Tipos de permiso de obras

El Ayuntamiento de Barcelona clasifica los tipos de obras según su naturaleza y establece que tipo de licencia le corresponde según la ordenanza municipal.

– Obra mayor: corresponde a aquellos trabajos que por su complejidad y envergadura requieren un proyecto de obra como por ejemplo grandes rehabilitaciones de edificios, modificaciones en la fachada, construcción de nueva planta, construcción de piscinas, etc.

– Obra menor: corresponde a obras más sencillas en cuanto a la técnica, y son más económicas. Las obras menores se clasifican en tres tipos:

  • Tipo I: aquellas reformas que implican una modificación parcial de la estructura del edificio, reformas en varias viviendas de un mismo edificio, reformas de locales, instalación de ascensores en el interior de un edificio, etc.
  • Tipo II: reformas que afectan puntualmente a la estructura del edificio, aquellos trabajos de reforma que implique un cambio de la distribución actual de la vivienda, etc.
  • Tipo III: en aquellos casos en que las reformas de viviendas, locales, vestíbulos y escaleras comunitarias no impliquen una modificación en la distribución, estructura o fachada, por ejemplo pintar, cambiar el suelo, instalaciones, entre otros. En este caso solo hay que comunicar las actuaciones sin tener que aportar ningún tipo de documentación.

 

 

Leer Mas